Autor: manuelbcd

El elefante en la cacharrería, hablando de la ley de cookies

Vamos a imaginar que compramos un coche americano, de esos que tienen un aviso en el retrovisor que dice “Cuidado, los objetos en el espejo están más cerca de lo que parece”. Ahora imaginemos que los políticos estadounidenses se vuelven locos y publican una ley que cambia la responsabilidad de dicho aviso, a partir de ahora todos los coches, camiones y motos deberán llevar un gran cartel luminoso en su frontal que diga “Cuidado, estoy más cerca de lo que parece en tu espejo”. Exceptuando a los fabricantes de carteles y los talleres, para todos los demás sería una auténtica pérdida de tiempo, un cacao de información, una molestia y lo más importante: no serviría para nada en la práctica. Pues eso es lo que ha pasado con la ley de cookies desde mi punto de vista.

No sé por qué razón los políticos un día decidieron que había que protegernos de las cookies, no entraré a valorar si es necesario o no, y mucho menos me meteré en política. El resultado lo conocemos de sobra, una marea de horribles cartelitos de aviso en cada página que visitamos. Desconozco si esta legislación es fruto de la ignorancia o las prisas, pero cada vez que los gobiernos se meten en algún asunto de nuevas tecnologías ocurre lo del elefante en la cacharrería.

Si supiera que algún político o legislador implicado leyera esta página, le daría la siguiente lista de inconvenientes:

  • Empeoran la experiencia de navegación en su punto más crítico (la primera sesión).
  • Interfieren enormemente con dispositivos de escasa usabilidad (pequeños terminales, televisiones, gadgets…).
  • Obliga a millones de empresas y autónomos  a pagar por actualizar algo que es totalmente estéril para ellos y sus clientes.
  • Causan más confusión que el problema que intentan solucionar.
  • Destrozan el flujo visual en un medio donde se dedican muy pocos segundos de atención por página.

Además en última instancia la responsabilidad tendría que ser del software de navegación (browser), y aquí me remito a la pequeña parábola del espejo retrovisor que hice al empezar este artículo.  Es nuestro navegador el que está aceptando las cookies y almacenándolas, debería ser éste mismo quien nos avisara y no las páginas visitadas.  Eso tendría enormes ventajas, como por ejemplo la posibilidad de personalización de cada uno (podríamos configurar el navegador para que no nos avise si ya entendemos el riesgo), en vez de obligar a millones de entidades a avisar de algo que ni ellos mismos entienden ni deberían tener la obligación de entender.

Ignoro si un gobierno puede legislar sobre la obligatoriedad de que los navegadores implementaran esta característica, pero se me antoja enormemente mas sencillo que hacerlo con todos los sitios web de una división geográfica.  Además para terminar recordemos que las empresas ya conocen formas de saltarse esta ley, aunque algunas multas ya se han repartido.

 

Lo que el deporte puede enseñarnos

deporte-trabajo
Llevo unos meses recuperando algo de tiempo para hacer deporte ( en realidad todos deberíamos hacerlo, especialmente a partir de los 30 años). Lo cierto es que disfruto una barbaridad, además de despejarme me ayuda a estar más concentrado. Pero me doy cuenta que hay algo nuevo con lo que no contaba cuando era más joven, se trata ni más ni menos de los objetivos. Ahora me planteo metas que lo convierten en una actividad más divertida y desafiante.  Eso me recordó a mi día a día en el trabajo, así que seguí reflexionando sobre el tema y encontré ciertas similitudes con la vida profesional.
(más…)

OpenSource, genes digitales que no podemos ignorar

software-genes

Todos usamos código abierto, aunque no lo sepamos

En una charla casual con un compañero de trabajo hablábamos del código abierto, un tema que a los informáticos nos puede causar largas conversaciones…  dividiéndonos en defensores y detractores (casi como la política o la religión, salvando las distancias).
En este punto debo aclarar que no suelo utilizar aplicaciones OpenSource, usualmente me inclino por las opciones de pago por diversas razones que no vienen a cuento, pero en esta ocasión acabé defendiendo el código abierto motivado ante todo por sus argumentos de desprecio – “todo proyecto abierto es mediocre” – y – “el código abierto no tiene nada que hacer con las soluciones de pago” – .  Esto no es correcto  (hay muchas alternativas OpenSource que se han impuesto por su calidad, valga mencionar MariaDB, OpenERP ó 7Zip como ejemplos), pero además es justo aclarar que le esencia del código abierto va mucho más allá.
(más…)

Cebollas, SEO y social media

cebolla-seo

¿Cebollas social-mediatizadas? Todo es posible.

Recuerdo cuando asistí a una charla de Ana Hernández Serena (AV Asesores) en uno de los desayunos del CEEI-Aragón. La verdad es que me resultó una exposición amena e interesante, cargada de energía positiva… pero algo realmente revelador para mí fue cuando presentó el caso de éxito de uno de sus clientes: Cebollas Jumosol.  Sí, tal cual, sin más… cebollas dulces, de Fuentes de Ebro en Zaragoza.  Y no es que yo tenga algún ánimo especial en hacer publicidad gratuíta a un productor de cebollas (aunque debo reconocer que las de Fuentes son mi debilidad), pero es que ese momento significó un antes y un después en mi percepción general del marketing online, SEO y social media.  La razón principal es que Ana me pilló desprevenido, yo jamás hubiera creído posible que alrededor de un producto de las características de una cebolla pudiera articularse semejante estrategia y conseguir unos resultados como aquellos.

(más…)

Viaje al centro del cerebro en BitBrain

Manuel Boira haciendo de conejillo de indias en BitBrain

Conejillo de indias en BitBrain ( Ceei Aragón )

Esta mañana he tenido el placer de participar como “sujeto de estudio” para uno de los proyectos que están desarrollando actualmente en BitBrain ( empresa zaragozana dedicada al desarrollo de interfaz cerebro – computador ).  Hace tiempo que quería poder aportar algo, aunque fuera insignificante, a este equipo que sigo muy de cerca por su alto interés tecnológico y humano.  Entre sus apasionantes proyectos cabe mencionar el estudio de tratamientos para el déficit de atención en niños (TDAH), métodos de mejora congnitiva y sitemas de movimiento de dispositivos electrónicos con el cerebro.

No puedo terminar esta pequeña reseña sin mencionar que todo el equipo de Bitbrain con el que he tratado hasta la fecha, empezando por María Lopez (CEO), pasando por Eduardo (Teleco) y Mayte (Psicóloga) me han dado la sensación de ser grandes profesionales y un equipo bien cohesionado.  Supongo que forman parte de los ingredientes de una particular receta que ha logrado tantos premios en los círculos de emprendimiento Aragoneses.

Pero esta vez se han topado con mi cerebro… no tengo claro que logren descifrarlo así como así 😉